Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Transporte Municipal de Autobúses


La tarjeta ciudadana sustituye a los títulos de cancelación, los antiguos bonos de transporte público. Este sistema permite cargar dinero en el monedero de la tarjeta, descontándose el precio del billete cada vez que el titular utilice el autobús. La cuantía que descontará la máquina será la de un bono, un bono joven o un bono social, en función de la tarifa que corresponda y tenga reconocida el titular de la tarjeta.

Esto supone un cambio radical respecto al sistema bonos, puesto que es posible cargar dinero según la disponibilidad del titular, sin limitación de viajes. Otra ventaja considerable es la rapidez en la circulación de los autobuses, puesto que la operación de pago apenas dura un segundo, lo que supone una mejora la calidad del servicio.

La tarjeta ciudadana se puede recargar en: los cajeros ciudadanos (ENLACE listado cajeros) instalados en las oficinas de atención al ciudadano, instalaciones deportivas y edificios públicos; y también en gran número de los kioscos existentes en la ciudad (ENLACE listado kioscos).

La recarga de la tarjeta ciudadana es una operación que no supone comisiones o gastos para el ciudadano.


Ir a EMTUSA